fbpx

Nau Ivanow. Espai de residències d’arts escèniques

Red de Teatros Alternativos

La Red de Teatros Alternativos, de la que Nau Ivanow forma parte, fue desde siempre la punta de lanza de la contracultura, apoyo de figuras emergentes, de vanguardia, de creación escénica alternativa, moderna… Siempre cercana, caldo de cultivo, promotor, impulsor, creador, albacea de las nuevas dramaturgias. Pero nunca con exclusividad, por fortuna. La Red de Teatros Alternativos crea su discurso en torno a esta corriente de artes escénicas porque es parte de esta corriente. Y como tal crea unas infraestructuras acordes para dinamizar el hecho escénico en esta dirección.

Desde hace un año la mayor parte de nuestras energías están puestas en Europa, cómo abordarla, cómo ser parte, cómo internacionalizar nuestros proyectos como red. Los miembros de la Red de Teatros Alternativos ya iniciaron en su momento un recorrido de internacionalización de sus proyectos:

Hacia Europa. Nuestros socios han sido beneficiarios de los anteriores Programas Cultura de la Unión Europea, han trabajado en distintos Europe Creative (actuales Programa Cultura de la agencia europea), los Erasmus Plus. Se han creado sinergias con Portugal, Italia, Francia, Inglaterra y Noruega. Se han organizado festivales internacionales a pequeña y mediana escala.

Hacia Iberoamérica. Se ha participado en numerosas convocatorias de Iberescena, en el Fonca, programaciones de espectáculos iberoamericanos y residencias de compañías en nuestras salas. Este es un camino emprendido hace mucho tiempo, más fácil de gestionar por la lengua pero más complejo por cuestiones económicas.

Nuestro recorrido internacional hace ya tiempo que empezó de manera individual, como opción de cada socio para enfrentarse a una situación artística determinada pero también como opción para enfrentarse a esta situación de crisis. Podemos entender que como Red, en estos momentos, estamos inmersos en tres caminos abiertos serios y fuertes:

1. Los encuentros de otoño 2016 de la IETM en Valencia.

2. Nuestro proyecto de plataformas dentro de los programas culturales Europe Creative de la Unión Europea, con el título provisional Avant-garde performing arts. Un proyecto con cerca de 13 centros culturales de más de 10 países europeos.

3. La remodelación de un circuito a tres años (el circuito de la Red de Teatros Alternativos) como modelo de proyecto para la plataforma y como semilla orgánica para estabilizar la idea de internacionalización artística.

La plataforma tratará de impulsar las emergencias escénicas y las nuevas dramaturgias y conectarlas con los creadores que siguen trabajando en esta línea pero que ya tienen un recorrido largo. Y además con la mirada puesta en Europa y desde Europa.

La idea es conectar las nuevas, y no tan nuevas, corrientes emergentes y de vanguardia a nivel europeo. Crear una plataforma para vehicularlas o presentarlas o exponerlas o darles más audiencias y facilitar herramientas para comunicarlas, gestionarlas y crear espacios de residencia y laboratorios artísticos para estimularlas, impulsarlas, dinamizarlas, conectarlas, analizarlas y sobre todo ponerlas en valor.

Año Cero de la Red. Debe generar crítica, diálogo, acercamientos entre los creadores, instituciones públicas y las compañías excelentes del Circuito. Los ciudadanos deben tener el privilegio de ver la punta de lanza de la cultura en su ciudad, no importando dónde sino qué y cómo.

El Circuito debe tener una plusvalía artística distinta, diferenciadora a la propia de cada proyecto de cada ciudad. Debe repercutir sobre la ciudad o intentarlo. Para ello hay que revestirlo de condicionantes distintos a los habituales. Trabajar con herramientas, tácticas nuevas o diferentes.

El Circuito viejo es una extensión de un pensamiento de otra época, como son las ayudas y las instituciones públicas, por lo que hay que adelantarse al cambio. El Circuito con otras fórmulas podría ser más transparente, más claro, más participativo, más excelente, más dinámico, más productivo, más atractivo, más complejo… y más arriesgado. Pero con unas posibilidades de plusvalías artísticas inimaginables, de cara al sector e instituciones, una Red que rompe con lo anterior, que propone nuevas herramientas de trabajo, la participación, que sale de la endogamia, que se acerca a la calle, que trabaja codo con codo con sus pares creadores…

«Los ciudadanos deben tener el privilegio de ver la punta de lanza de la cultura en su ciudad.»

Queremos que se presente, o por lo menos que sea seleccionado, lo novedoso, lo contemporáneo, la vanguardia, las nuevas tendencias, lo excelente. Que lo que se presente y lo que sea seleccionado sea lo de más calidad. Teatro contemporáneo de calidad. Que seamos prescriptores de artes escénicas o que sepamos que lo que viene tiene excelencia, calidad, riesgo, vanguardia, novedad. Que los espectadores puedan ver un espectáculo que compite en calidad con los mejores espectáculos que programemos, que vean un HALLAZGO (aunque no sea nuevo el creador).

El nuevo Circuito debe invitar al DESCUBRIMIENTO DE UN ESPECTÁCULO EXCELENTE. Darle responsabilidad a la compañía, mucha responsabilidad, y a la sala.

Y así el Circuito puede ocurrir en otros lugares públicos. En las plazas, zaguanes, ríos, murallas, coches… y también en las salas. Pero siempre dejaremos presente que los MEDIADORES serán las salas y la Red. Que es un CIRCUITO DE LA RED.

Que sea una fiesta, una especie de acontecimiento. Invertir dinero en esta nueva estructura de posicionamiento. Cada función será una fiesta, un acontecimiento.

Debemos ABRIR LAS PUERTAS.

Jacobo Pallarés
Codirector de Proyecto inestable
Presidente de la Red de Teatros Alternativos

www.redteatrosalternativos.org/