fbpx

Nau Ivanow. Espai de residències d’arts escèniques

DespertaLab 2020 – BITCH de Fundación Mis Bragas

La Fundación Mis Bragas, compañía seleccionada por la Beca DespertaLab 2020, presenta su obra BITCH.
El Ciclo de creación escénica DespertaLab, impulsado por la Nau Ivanow y la Sala Atrium, tiene el objetivo de apoyar la creación teatral más reciente, contribuyendo a la entrada de las jóvenes compañías en las redes profesionales.

¿Es normal que la regla duela? ¿Se te ocurre algún otro proceso fisiológico que transcurra con dolor? Si los hombres menstruaran ¿el calendario y la vida laboral se adaptarían a su ciclo? ¿por qué en los anuncios de compresas la sangre es azul?
Un concierto físico en el que desgranar los relatos de un cuerpo. Un cuerpo que sangra, que padece, que colapsa, que canta, que pide. Acompañadas de las llamadas brujas, que fueron torturadas y quemadas en la hoguera, intentamos entender esto de “ser mujer”. Recogemos los restos de otras mujeres y sus relatos, como en un cine donde proyectarnos en un tiempo que ha girado sus ejes y se ha transformado en vertical. Agolpándose todo en un sólo punto que es este instante en el que nos encontramos. Tú y yo.

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes: Albert Martí, Andrea Marinel-lo, Gaia Bautista
Dirección: Sílvia Ferrando
Dramaturgia: Sílvia Ferrando, Andrea Marinel-lo, Gaia Bautista
Movimiento: Gaia Bautista
Diseño de espacio, vestuario e iluminación: Alejandra Lorenzo, Patricia Albizu
Video: Lucía Olalla, Gaia Bautista
Espacio Sonoro: Albert Martí, Andrea Marinel-lo, Javier Marinel-lo
Técnico de sonido: Carlos Calvo
Técnico de iluminación: Jordi Llorenç
Producción: Laura Viñals
Diseño gráfico: Mireia Sabadell, Nora Colomer
Una creación de Fundación Mis Bragas

FUNCIONES

Del 17 al 21 de marzo
Del 24 al 28 de marzo
(de miércoles a viernes a las 20h, sábado y domingo a las 18h)

INFORMACIÓN

Duración aproximada de 80 minutos
Idioma: catalán, castellano, inglés
Precio de la entrada: 12€

FUNDACION MIS BRAGAS

Fundación Mis Bragas es una alianza entre dos mujeres que hacen desde sus cuerpos. Desde la intimidad de sus cuerpos imaginan que en el centro del discurso, con el que hay que asemejarse para encajar en esta nuestra sociedad, no hay el paradigmático hombre blanco heterosexual sino ellas mismas. Imaginan que no son “el Otro”. Desean atender la elocuencia de dichos cuerpos, comprometidas con ellos a un sincero ejercicio de ocupación. De ocupación del espacio desde esos cuerpos y no otros. Sobre la experiencia de estos, y no otros, construyen los discursos. Desde una experiencia cíclica y sangrienta. Desde allí, y no desde otro lugar, articulan sus relatos.