Inauguramos las Formaciones EXIT 2020 en versión online con una conversación sobre la gestión cultural en las artes escénicas

Este lunes 20 de abril hemos inaugurado las Formaciones EXIT 2020 versión online con una conversación entre 30 personas vinculadas de maneras diversas con el mundo escénico de España y Chile.

La sesión la co-organizó la Nau Ivanow y el Colectivo Palillos, colectivo de gestión cultural formado por Carlos A. Ibacache y Mauricio Antonio Ortiz de la región de Ovalle (Chile), quines actualmente se encuentran realizando una residencia en la Nau Ivanow, trabajando para el intercambio y levantamiento de metodologías de gestión cultural para las artes escénicas, como proceso creativo de nuevos proyectos. Esta conversación con personas vinculadas con las artes escénicas de diferentes regiones de Chile, ha sido posible debido a que desde hace unos años la Nau Ivanow mantiene una gran alianza con espacios, agentes culturales e instituciones del país.

El objetivo del encuentro virtual era poder hablar de las diferentes experiencias que vinculan el hecho escénico con la comunidad. Así pues, la conversación comenzó con el lanzamiento de una pregunta: ¿cómo podemos tejer vínculos sólidos con aquellas personas o comunidades que no suelen formar parte de nuestros públicos frecuentes? De entre las diferentes reflexiones, salió a la luz la necesidad de acercar las artes escénicas a los públicos desde la educación, dar continuidad a los proyectos, sistematizar las metodologías, implicar al territorio y trabajar para hacer un teatro más accesible y popular .

La segunda pregunta que se formuló fue ¿de qué manera en estos momentos, los espacios y proyectos están dialogando con las comunidades a través de sus plataformas digitales? Y si no lo están haciendo, qué deberíamos hacer? De entre las diversas reflexiones de los y las participantes del debate, se habló de la importancia de la función divulgativa de las redes sociales en este momento, pero a la vez dando énfasis a la necesidad de tener un buen registro de este material. Existen dudas sobre si los contenidos culturales deberían o no estar publicados abiertamente en las redes, debido al trabajo que hay detrás de todo un equipo y la importancia de que éste sea reconocido y valorado. Una las conclusiones surgidas fue la necesidad de parar y aprender de esta situación extraordinaria que estamos viviendo. Y sobre todo la importancia de poner en valor la cultura en tiempos difíciles como los que vivimos actualmente.

Comparteix