fbpx

Nau Ivanow. Espai de residències d’arts escèniques

Crushing Borders, proyectos europeos de intercambio

Desde la Nau Ivanow apostamos por el trabajo en red, para la cooperación y para el intercambio entre profesionales, y es por eso que formamos parte de varias redes a nivel nacional e internacional que nos permiten conocer otras realidades y interconectarnos partes.

Una de estas redes es la IETM, la Red Internacional para las artes escénicas contemporáneas, que engloba cientos de profesionales de diferentes vertientes a decenas de países diferentes.

Antes de la Covid-19, en uno de los encuentros presenciales de la IETM en Rijeka, Croacia, el equipo de la Nau coincidimos con un espacio similar al nuestro del norte de Italia, y bien rápido se generaron complicidades e ideas de proyecto que fuimos definiendo entre reuniones y encuentros casuales durante las jornadas.

Un contacto llevó a otro contacto, y de un espacio fuimos pasando a otro, con los que compartíamos metodologías y valores. Así es como después de varios correos y llamadas establecimos un grupo firme con centros de residencias de Italia, Eslovenia, Alemania, Hungría, Suiza y Polonia.

El siguiente paso debía ser un encuentro presencial para conocer mejor los proyectos propios y definir las guías que debían marcar esta pequeña red que estábamos creando, pero llegó la Covid-19, y como todo el mundo, nos tuvimos que adaptar.

Aprendimos a conocer gente y proyectos nuevos digitalmente, a compartir criterios e ideas a través de videollamadas y más mails que nunca. Nos fuimos conociendo, discutiendo y compartiendo miradas diferentes, para llegar, bien rápido, a compartir los valores que guiarán este proyecto que finalmente decidimos llamar: Crushing Borders.

La propuesta es agrupar artistas de cada centro para que trabajen una propuesta que incluya el territorio y el intercambio de conocimientos entre profesionales, para iniciarla en su propia ciudad y luego trasladarse a una de las otras y aprender y compartir del y con el territorio visitado.

Este proyecto nos permite dar la oportunidad a las compañías residentes a conocer y trabajar con compañías internacionales, para ampliar su mirada y interconectarse. Por ejemplo en esta primera edición, la compañía residente en la Nau Ivanow, Fundación Mis Bragas, tendrá la ocasión de trabajar en el Centro Cultural Glej Theatre en Ljubljana, Eslovenia y el artista polaca Natasza Gerlach visitará Barcelona en septiembre. Además, fruto de estas conexiones, se generan otros en menor escala, como por ejemplo la oportunidad de intercambiar proyectos con el Centro de residencias L’ Abri en Ginebra, Suiza, desde el que recibiremos un artista a finales de año.

Todos los centros culturales coincidimos en la importancia del intercambio y el conocimiento durante una residencia internacional, más allá de la producción final. No nos preocupan los resultados, si no los procesos y los aprendizajes que se hacen por el camino. Es por ello también que proponemos encuentros previos entre artistas, para generar red y conocimiento mutuo que enriquezca la propuesta de trabajo.

Como todas las personas que hemos tenido que seguir trabajando fuera de nuestro entorno local, aprovechamos las herramientas digitales para facilitar los encuentros, y aunque friso para volvernos a encontrar en persona, abrazamos las posibilidades que nos ha abierto la Covid-19 , que nos permiten alternativas de trabajo más sostenibles y accesibles.