Gira el món i torna a la Nau – crònica del viatge a Xile

Amb el nostre projecte de #LaNaualMón desplegàvem el 4 de juny el nostre coneixement sobre les residències de creació a Balmaceda Arte Joven Valparaíso, un espai clau en el desenvolupament artístic de l’escena emergent de Valparaíso, a Xile. Vam parlar de joves companyies, d’intercanvis internacionals i de professionalització. Al matí vam poder explicar també la nostra experiència internacional i el treball que fem amb la Red de Teatros Alternativos, una xarxa de la qual formem part.

A la tarda la nostra companyia resident Projecte Ingenu va fer una clínica, una classe pràctica amb la gent del territori. Sota el títol “el coro trágico en las artes escénicas contemporáneas” van reunir-se diversos joves per fer aquest intercanvi.

El concepte de residència està pervertit, perquè s’entén com el lloguer (o la cessió) d’un espai a una companyia perquè assagi. En realitat, però, en l’àmbit internacional, aquesta ajuda porta incorporada una partida de sous dels intèrprets. A poc a poc el nostre projecte d’internacionalització de les companyies, va donant el seus fruits.

Volem agrair a Acción Cultural Española (AC/E) èr la seva ajuda, sense la qual no hauria estat possible portar #laNaualMón a milers de kilòmetres de La Sagrera.

Residència de Projecte Ingenu a l’espai Checoeslovaquia

Projecte Ingenu va continuar la seva residència a l’espai Checoeslovaquia de Santiago de Xile. Aquesta residència internacional va ser un intercanvi amb companyies locals, fruit del nostre projecte de mobilitat i internacionalització de les companyies catalanes. Amb cinc actors xilens va fer una mostra de “Fusilando con amor” a l’espai Checoeslovaquia.

Aquesta ha estat l’experiència que ha viscut Christian Chaparro, un dels integrans xilens d’aquesta obra conjunta:

Todo partió con una inesperada llamada a principios de mayo, que recibí de mi amigo Sebastian, del Espacio Checoslovaquia. Sí, ese maravilloso espacio que se autodefine como “un lugar por inventar”. 
La cosa es que, invento o no, me invitó a participar de una residencia artística que vendrían a realizar en Santiago de Chile un grupo de artistas catalanes por un mes. A decir verdad, la propuesta se diluyó en una alegría infinita dentro de mí. Cuando eso sucede, por lo general las personas dejamos de escuchar lo que se nos dice, por lo menos eso me pasa a mí. Si hubiese tenido que mirarme en ese momento, seguro que en mi rostro se dibujaba la sonrisa de La Gioconda con todo su enigma, pero a la vez con el sosiego de haber encontrado un trozo, un gran trozo de dicha, de felicidad. 
Fue así, que en mi nueva condición de Mono Liso, me escuché diciendo que sí, que lo único qué quería era estar ese mes en la Residencia Artística con Projecte Ingenu. 
Y partimos con una reunión una tarde con Neus, Marc, Toni y Martí. Xavi se integraría luego, él aún no llegaba. La impresión de esa primera reunión fue un anticipo, un delicioso aperitivo de lo que vendría luego. Esto se puede resumir en amor por nuestro oficio, talento, generosidad, respeto, disciplina, humildad, … y tantas otras cosas bellas y buenas que, en lo personal, me hicieron estar un mes, de verdad que un mes entero en una profunda emoción, en una gran alegría, en una nube. 
Llegar cada mañana a trabajar en lo que más me gusta, con personas dispuestas a jugar con tanta seriedad, a la vez de relajo y contar una o varias o ninguna historia era simplemente la felicidad. 
No se si sea pertinente contar todo lo que vivimos y lo que pasamos para llegar a lo que fue la muestra de ese mes de trabajo, que tiene como título “Fusilando con Amor”. Lo que sí me parece pertinente es decir que la ilusión se me alojó en ese lugar del corazón al cual puedo volver en el momento que quiera, y que todo va a estar en el sitio en que Neus, Marc, Toni, Martí y Xavi lo dejaron. 
Preciosos míos, simplemente GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS. 
Los quiero siempre.
Comparteix