Despedimos la compañía chilena Teatro del Terror tras un mes de residencia en La Nau Ivanow

La compañía chilena Teatro del terror ha estado un mes de residencia en La Nau Ivanow realizando un proceso de investigación en torno a su lenguaje escénico y teatral basado en el terror. La residencia finalizó el pasado viernes 28 de febrero con una muestra de su trabajo final La Espera y un coloquio con los espectadores en el que explicaron su proceso creativo.

Hablamos del paso de la compañía para la Nau Ivanow y de sus planes de futuro con su director Javier Ibarra.

¿Cómo empezó el contacto con la Nau Ivanow? 

Durante los años 2016 – 2017 estuve realizando un Máster en Estudios Teatrales en Barcelona. Durante ese periodo descubrí la Nau Ivanow al ver un atractivo monologo de Angélica Lidell. Después de esa experiencia investigué más sobre el trabajo que realizaban como espacio, el cual me pareció muy interesante. Con el tiempo, como compañía sentimos la necesidad de detener nuestra producción, para concentrarnos en el sentido estético de lo que estábamos realizando. En esa instancia, rememoré a la Nau como un lugar idóneo para investigar como grupo.

¿Qué os llevó a trabajar el concepto del terror o lo “Ominoso”?

El terror ha sido el estilo con el cual hemos abordado nuestras puestas en escena. En cada creación nos hacemos la pregunta ¿qué es el terror en el teatro? La respuesta no es fácil, ya que debemos convivir con otras disciplinas artísticas más desarrolladas en torno al estilo como lo son el cine y la literatura. Si bien ambas son referentes para nosotros, sentimos que limitan nuestro campo creativo ya que el teatro tiene sus propias reglas. En ese sentido, buscamos levantar este estilo bajo aspectos esenciales del teatro. Lo “ominoso” ha sido un concepto que nos ha ayudado a pensar y construir elementos que resultan más efectivos a la hora de poner en escena una obra. Es un material concreto que nos ayuda a repensar el terror y su vinculación con lo siniestro y/o inquietante.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia como residentes en la Nau?

Totalmente beneficiosa. En la Nau hemos podido convivir durante un mes, donde además de trabajar en torno a nuestros temas de investigación, hemos podido reencontrarnos como grupo humano en un espacio en base al diálogo, la confianza y el respeto. Aspectos fundamentales en el espacio comunitario del teatro. La Nau cuenta con toda una infraestructura y administración ideal para la creación escénica.

¿Qué habéis trabajado durante este proceso de creación?

Hemos realizado diversos ejercicios a partir de conceptos que se desprenden de “lo ominoso” de Freud, tales como: animismo, magia y encantamiento, repetición involuntaria, retorno a un mismo lugar, complejo de castración, las actitudes frente a la muerte, la omnipotencia del pensamiento. Además, hemos levantado en la práctica discusiones en relación a nuestros miedos, así como los temas que nos remueven en la actualidad. Y finalmente, hemos repensado los dispositivos escénicos ajustando nuestro trabajo a los tiempos actuales.

¿Cómo han ido los Entrenamientos actorales? ¿Habéis podido establecer contacto con otras compañías?

Hemos compartido con distintas personas. Sentimos que fue una buena experiencia, donde intentamos transmitir y compartir nuestros intereses y visiones sobre el teatro. La sinergia se ha dado más individual que colectiva. Sería interesante que el entrenamiento pudiese tener mayor continuidad (2 a 3 sesiones) con un mismo grupo de trabajo, de tal manera que se pueda desarrollar con más tiempo una metodología más profunda. Si bien el entrenamiento genera vínculos, la instancia con compañías no las hemos tenido. Seguramente eso podemos proponerlo en un plan más claro en el futuro.

¿Qué planes tenéis ahora? 

Ahora volvemos a Chile a trabajar lo realizado aquí en la Nau. Pretendemos continuar el proceso de investigación durante la primera mitad del año, y en la segunda empezaremos a unir todo el material para condensarlo en una futura puesta en escena. Nuestro deseo es culminar el trabajo en febrero del 2021, aquí mismo en la Nau, con un estreno que agrupe toda esta experiencia.

Comparteix