Trashèdies

Espectáculo ganador del accésit Beca Desperta 2014

¿Qué es Trashèdies? Podemos decir que es una exposición. Una exposición teatralizada sobre la vida, la obra y la muerte de un dibujante único de principios del siglo XX: Jermaine Blackwell (para muchos “el precursor de la novela gráfica moderna”), donde se mezclan la locura y el miedo al fracaso de un hombre y su generación. Son historias rotas, vacías, breves, eternas… Testimonios incomprensibles, recortes de textos, recortes de entrevistas, recortes de recortes… Son objetos, olores, sueños, golpes…
J. K. Blackwell fue, y es quizás todavía, la voz más brillante en tiempo de crisis. Ordenar su desesperación, convertir su caos en algo concreto, ha sido un trabajo apasionante. Y es un placer presentaros nuestra tarea. Bienvenidos a Trashèdies.

Els CarmenSunyé
Dirección:Guillem Albà
Traducción y adaptación del texto: Marc Angelet
Dibujos y dramaturgia: Jermaine Blackwell
Investigación gráfica de la obra de J. Blackwell: Adrià Bernabeu
Intérpretes: Jaume Madaula, David Anguera, Xuel Díaz, Mònica Portillo y Carla Sala
Diseño del espacio escénico y escenografía: Laura Clos (Closca)
Banda sonora: David Anguera
Diseño de sonido: Oscar Villar y Oriol Ibàñez
Diseño iluminación y técnicos cia.: Oriol Ibañez e Ignasi Solé
Diseño de vestuario: Mar Guixé
Productora ejecutiva: Ariadna Castedo
Ayudante de producción en prácticas: Òscar Villar (EMAV)
Realizador en prácticas: Rubén M. Carrasco (EMAV)
Diseño de cartel: Josep Madaula y Mar Guixé
Voz en off: Pere Arquillué
Construcción: Cia. Els CarmenSunyé/ cia. L’Estaquirot/Ignasi Solé y Oriol Ibáñez

«Soy dibujante de viñetas. Estoy muerto. Trashèdies es la historia de mi vida. No hacía falta, pero en fin, estos chicos se han emperrado en explicárosla!». Trashèdies es un viaje sorprendente a través de la vida desdibujada de un dibujante, el relato de cómo un hombre puede crear todo un universo en un recuadro.

El término trash aparece escrito por primera vez en 1902 en el Registro Mercantil de Kansas. Trash era el nombre de una empresa de recogida de residuos de la pequeña localidad de New’s Hamptons, en las afueras de Wichita. La empresa, de poco más de 10 trabajadores en el momento del registro, creció hasta convertirse en la cuarta empresa más importante del sector de Costa Oeste. Es a raíz de este aumento que en algunas ciudades la palabra trash empieza a relacionarse con los desechos y los residuos, hasta el punto de que en el argot de varias zonas del estado de Kansas ya define los detritus generados por la actividad humana. En 1965 el término entra en el Oxford English Dictionary (OED), con la definición siguiente:

1.North American waste material; refuse.
2.North American a person or people regarded as being of very low social standing.

Esta palabra surgida del slang de Costa Oeste llega a tener una entrada en el OED por la segunda acepción del término: «persona o grupo de personas de un estrato social bajo», que tiene como origen las tiras cómicas del dibujante Jermaine Blackwell, llamadas Trashedies y escritas alrededor de 1935.

Jermaine Blackwell
Nacido en 1902 (casualmente como la empresa de residuos), adopta el término Trash para definir a los habitantes de los suburbios de la Wichita de la posdepresión.Trashedies es una novela gráfica fragmentada, cruda, sobrecogedora y, para muchos críticos, precursora de la novela gráfica americana moderna. Allan Moore afirmó que «Trash es la primera pata del escritorio donde trabajo. Sin Trash, yo no podría escribir lo que escribo, y por lo tanto no podría ser quién soy. Afirmo, pues, que soy un poco Trash«. Es, pues, la metáfora creada por J. Blackwell y el éxito de sus viñetas, que lleva a la oficialización del término.

La carrera de Blackwell, llena de altibajos, se ve truncada por su repentina desaparición en 1939. Nada se supo de las causas, en gran medida por el hermetismo que la familia demostró en todo el proceso de investigación. En 1994 las propiedades de la familia Blackwell salieron a subasta pública y la Asociación de editores de cómicos de Kansas (ACEK) y la Asociación para la Conservación del Legado Literario Norteamericano (CALA) compraron la casa para hacer un museo en honor de Blackwell. Al abrir la puerta del que había sido el despacho de Blackwell lo encontraron tal como él lo dejó, con esbozos, escritos y material diverso de lo que tenía que ser su última creación gráfica Trashedies. El que aparece entre centenares de folios, dibujos y objetos muestra una figura angustiada por el éxito de su tira cómica El pueblo de Trashedia, por el miedo al fracaso y por el sentimiento de culpa por un éxito que pretendía ser «un grito de rabia para despertar la sociedad contra la burguesía acomodada y que lo había convertido a él y a su familia en unos burgueses acomodados, así como el miedo a sufrir algún tipo de demencia heredada de su familia.
La ACEK y la CALA decidieron organizar una exposición itinerante con todo el material encontrado al despacho; la construcción del museo continúa en proceso.

Els CarmenSunyé
Trashèdies es la obra fundacional de la compañía, con la cual pretenden instalar sus líneas teatrales e iniciar la investigación de nuestro territorio escénico. Siempre con este objetivo, han establecido un proceso de trabajo que consideran muy edificante: no construir la pieza a partir de un texto, sino componerla sobre el escenario trabajando conjuntamente actores, escenógrafa, técnicos, director y dramaturgo. Trabajarán juntos en la sala de ensayo y el dramaturgo, a partir de esto, irá escribiendo el texto, plasmando el trabajo hecho, reelaborándolo, evolucionándolo, mejorándolo y proponiendo nuevas formas para la escena.

Antes del periodo de ensayos ha habido un trabajo colectivo de investigación: de referentes, de poéticas, de recursos teatrales, de lenguajes, de temas sobre los que se quiere hablar, etc.; se ha concretado de qué se quiere hablar y de cómo se quiere hablar, y se han empezado a trazar las líneas de la forma y el contenido.

Su espectáculo no estará acotado dentro de la etiqueta de teatro de texto, o teatro musical, o gestual: no conciben esta categorización, sino que apuestan por una teatralidad donde el cuerpo, la voz, la palabra, la acción, el espacio sonoro y el espacio visual sean herramientas utilizadas con la máxima libertad para expresar este pequeño trozo de vida.

Agradecimientos: Nuri Vilanova (por asesorarnos desde USA), Arantxa Gandiaga (por el arranque), Raquel Ferri (por la constante ayuda), Maria Dias (por las maravillosas fotos, siempre), Marc Vergés (por las horas ante el ordenador), Adrià Sala y Elisabet Prat (por su apoyo incondicional, su cariño y su camión), Asociación de editores de cómicos de Kansas y Asociación por la Conservación del Legado Literario Norte Americano (por asesorarnos sobre la vida de Blackwell y el material cedido), Joan Madaula-Montatges Santiga- y Francesc Medina -Acabats del Bagès- (por el altruismo con los hierros, las maderas y las telas), Manu Vidal y Salva Ferrer (por su sabiduría “cómica”), Montse Prat (por los tantos y buenos consejos), Blai Rodríguez (por las masterclass), Ramon Simó (por escucharnos y animarnos), escola EMAV, Nau Ivanow por su confianza en nuestro primer proyecto y, muy especialmente, a la Cia. L’Estaquirot de Vilanova, por dejarnos su taller, enseñarnos a amar la madera y el martillo, y ayudarnos en la construcción, sin ellos no habría sido posible. ¡¡Gracias a todos!!

Horarios:
De miércoles a viernes: 20.30h y 21.30h
Sábado: 19.30h y 20.30h
Domingo: 18h y 19h

Duración: 60 minutos
Espectáculo en catalán
Entrada: 12€ /Amics de la Nau: 50%
Venta de entradas: 1h antes en taquilla

 

Comparteix