Menu Contingut Contenido Content

Creación

Como espacio de residencias de artes escénicas facilitamos a las compañías los recursos necesarios para que puedan crear en libertad, sin que tengan que encajar en una línea artística concreta. Mediante el programa de residencias ofrecemos varias líneas que dan respuestas a necesidades diferentes.

Programas de residencias:
  1. Compañías residentes: dotamos a compañías jóvenes de herramientas para su crecimiento y desarrollo profesional durante un largo periodo.
  2. Beca DespertaLab: ponemos al alcance de las compañías del espacio y las condiciones técnicas adecuadas para la creación, la producción, la comunicación y la exhibición de una obra teatral, contribuyendo a la entrada en el mundo profesional.
  3. Residencias internacionales: queremos compartir procesos, metodologías y recursos entre compañías catalanas e internacionales, sea en nuestro espacio o fuera de él.
  4. Residencias emprendimiento: ofrecemos a proyectos o empresas culturales un espacio de producción.
¿Qué es una residencia?

Las residencias son nuestro foco principal de trabajo. Se trata de una apuesta clara y decidida por los procesos de creación. Procuramos dignificar las condiciones de trabajo durante este proceso de creación de las compañías o emprendedores, acompañándolos siempre y dotándolos de los recursos necesarios que están a nuestro alcance.

Pero, ¿qué es una residencia? A raíz de las Jornadas Internacionales EXIT 2017 surgió una definición de residencia consensuada entre una treintena de creadores, gestores y agentes culturales:

“Una residencia debe ser un proceso flexible que se desarrolla en un espacio y un tiempo de trabajo y que ofrece las condiciones adecuadas y adaptadas a las necesidades específicas de cada proyecto acogido. Por lo tanto, un espacio flexible que genere la confianza y el diálogo para poder cuidar el proceso del creador/a y poder recoger, compartir y patrimonializar el conocimiento que se genera en el interior de las prácticas artísticas. Debe estar dotada de una aportación económica que permita trabajar dignamente al creador/a (recursos económicos, con honorarios para el proceso de investigación) y de un equipo humano que acompañe en todos los ámbitos, sin injerencia en el proceso creativo. Debe poder ofrecer y abrir espacios de conexión de intercambio que faciliten la continuidad de las trayectorias artísticas y, por tanto, debe formar parte de una red comunitaria que incluya el artista, el centro de creación y el entorno. La residencia debe ser accesible a través de diferentes mecanismos de selección, y debe estar basada en los tiempos de la creación (no de la producción).

Comparteix